k-desk-4

¡Tenía que ser de Rafa Kids!. Eso es justamente lo que pensé cuando descubrí este escritorio tan ideal hace unos días. Esta pequeña empresa formada por una pareja de arquitectos lleva un crecimiento exponencial asombroso, Agatha se encarga de la parte más estética y Arek es el cerebro a nivel técnico. Tienen dos hijos, Frank y Robert, cuyas iniciales también están presentes en el nombre de la empresa “RaFa kid”s . Como padres de dos hijos, saben muy bien lo importante que es encontrar muebles infantiles que resulten prácticos y que tengan un bonito diseño. Con un gran conocimiento de todos los estilos decorativos y de las piezas de mobiliario más emblemáticas, crean sus propios muebles, con inspiraciones variadas. Eso sí, la modernidad y la simplicidad siempre se dejan ver en las novedades que presenta esta pareja afincada en Rotterdam.

k-desk-5

k-desk-1

En esta ocasión, nos han querido mostrar la nueval K Desk o pupitre K, llamado así porque sus patas forman esta letra. Si lo miras bien te recordará a los escritorios de las escuelas infantiles de antaño, con un espacio debajo de la superficie de escritura para guardar cositas. Pero esta diseñadora ha querido aportar más usos, por lo que este tablero se puede levantar, para crear un espacio en el que pegar sus ideas, los trabajos o simplemente el horario de sus clases. Además, lo puedes volver a esconder cuando quieras, como si de un tablero secreto se tratase.

Agatha también se ha fijado para el diseño en el estilo industrial, en el que encontró muchos escritorios de dibujo en los que utilizaban estas patas en forma de K. De esta manera, en su nueva pieza puedes ver reminiscencias del pasado, que sin embargo han sabido reconvertirse para crear algo nuevo, moderno y totalmente funcional.

k-desk-2

k-desk-3

Nos sorprende que sus muebles siempre se realizan en madera clara y desnuda, sin ningún tipo de adornos. En este sentido, son muy fáciles de combinar, y aportan claridad y serenidad a la habitación infantil. Si además deseas encontrar cositas a juego, tienes los demás muebles en el mismo estilo. Nos recuerda a las creaciones típicas del estilo nórdico, notándose las influencias de su lugar de residencia.

A juego con el pupitre, tienes una silla con las patas en forma de X, en una sola pieza, que se mimetiza perfectamente con el escritorio. Ambos muebles son perfectos para la habitación de los pequeños, aunque, según su creadora, es un mobiliario que tanto es apto para los niños como para los padres, por lo que lo puedes incluir en una zona de estudio, para que incluso tus hijos más mayores lo usen para sus tareas. Y como no todo puede ser trabajo y más trabajo, puedes fomentar su utilización como el espacio en el que se desarrolle la creatividad, guardando dibujos e ideas en su interior.

+Info: Rafa Kids