La habitación del bebé es uno de esos rincones únicos en cualquier hogar. Desde el principio, cuando nos planteamos su ubicación y decoración, lo hacemos con muchísima ilusión. No obstante, también puede ser un poco estresante. Te lo ponemos fácil. Te damos algunas ideas que tienes que tener en cuenta para preparar la habitación del bebé con total calma y sin restar ni un ápice de ilusión.

Apuesta por las paredes divertidas en la habitación del bebé

A los bebés les atraen muchísimo los colores vivos. Aunque se tiende a incluir paredes más neutras, lo cierto es que los bebés reciben muchísimos estímulos a través de las paredes llamativas. Quizá la forma más sencilla sea usando un papel pintado. No es necesario que empapeles toda la habitación. Hazlo sólo con una pared clave que destaque por encima de las demás.

La importancia de la cuna

La cuna es uno de los elementos más importantes la habitación del bebé, si no el que más. Un buen consejo es elegir la cuna pensando en el mañana. Si nos paramos a pensar, los bebés estarán en la cuna hasta aproximadamente los dos años. Sí, hay modelos muy bonitos que aguantarán bien este tiempo, pero si quieres ahorrar, intenta buscar cunas que crezcan con él. Elige modelos con varias alturas para poder adaptar la posición del colchón a la edad del bebé. Además, también puedes escoger cunas que posteriormente se transformen en pequeñas camitas.

Aliados que siempre deben figurar

A la hora de decorar la habitación del bebé, no te olvides de un elemento que, si bien no es imprescindible, siempre es bienvenido. Se trata de una zona de lactancia. Una butaca, una mecedora o una silla cómoda. Un lugar en el que podrás dar el pecho, pero, además, también podrás usar posteriormente para sentarte mientras le lees un cuento a tu hijo. Recuerda siempre que sea cómoda, pues en la época de lactancia es esencial.

Consideraciones importantes en los muebles

Un bebé es delicado ¿por qué no usar muebles que sean lo más “sanos” posibles? Evita en la medida de lo posible los muebles hechos a base de plásticos o derivados. Lo mejor, en estos casos, es conseguir muebles de madera. Además de tener un acabado encantador, ideal en cualquier tipo de decoración, son 100% naturales. Infórmate bien. Escobe muebles que vengan de bosques sostenibles y no han sido tratados con barnices tóxicos.

Textiles que arropen a tu bebé

Los textiles, como las paredes, también pueden ser llamativos para estimular a tu hijo. No obstante, en este punto lo importante es que sean adecuados para tu hijo. El mejor textil para un bebé será el que está hecho en algodón 100%. Es la opción más natural, además de ser mullida, con tacto agradable y completamente transpirable. Esto no es aplicable únicamente en sábanas y colchas. También es extensible a alfombras y otro tipo de textiles en la habitación del bebé.

Imágenes vía: Instagram, thedesignchaser, pauletpaula, oheightohnine, thebooandtheboy, bloglovin

 

Móviles para Bebé: Un detalle encantador que estimula al bebé

¿Has pensado en poner un móvil en la habitación de tu bebé? Mira que selección más bonita tienes aquí.