El diseño francés ha sido siempre un gran referente. No sólo en moda, también en lo que a mobiliario se refiere. Ejemplo de ellos son casas como Charlie Crane, cuyos muebles y accesorios infantiles son toda una delicia. Ejemplo de sofisticación, elegancia y buen gusto ¿Los conocemos un poco?

Diseño 100% francés

Charlie Crane nace en 2013, en París. Thomas Lépine es el encargado de dar forma a esta ambiciosa idea, con el único objetivo de crear muebles de diseño, hermosos y que inspiren códigos para adultos en el mundo infantil. La idea es sencilla, para Thomas Lépine, los diseños infantiles, muchas veces no encajan con la decoración global de un hogar. De esta forma, intenta crear elementos que puedan ser incluidos, sin cambios bruscos, en un ambiente adulto.

Esto no significa que se abandonen líneas delicadas y encantadoras. Todo lo contrario. Con los muebles de Charlie Crane nos damos cuenta de que el diseño infantil, con materiales naturales y estampados divertidos, puede combinarse muy pero que muy bien con el resto de la casa.

La Silla TIBU de Charlie Crane

La silla TIBU es un excelente ejemplo de lo que comentaba antes. El diseño es limpio, y está inspirado en un diseño industrial francés de la década de los años 50.  Está en tres colores (blanco, azul y rojo) a cuál más bonito. El respaldo en madera, para darle calidez. Además, cuenta con 10 posiciones diferentes en el asiento. Esto permite que la silla pueda usarse desde los 6 meses hasta los 8 años.

Además de la silla, en el catálogo de productos podrás encontrar otros elementos importantes e interesantes. Por ejemplo, hay accesorios como el cinturón y la mesita, para que tu hijo pueda usar la silla desde los 6 meses.  Además, también hay un montón de cojines con diferentes diseños para ajustar al respaldo de la silla.

La tumbona Levo de Chalie Crane

Otro de los productos estrella de Charlie Crane es la tumbona LEVO. A la vista está que el diseño es, nuevamente, uno de sus fuertes. Un objeto esencial desde el nacimiento de tu hijo hasta los 7 meses aproximadamente. En esta ocasión, con un aspecto elegante gracias a la madera de haya. Podríamos decir que no tiene nada que ver con las tumbonas infantiles que vemos en el mercado. Además, cuenta con un montón de opciones en cuanto a fundas se refiere.

El cambiador NOGA de Charlie Crane

El cambiador NOGA es mi producto favorito, sin duda. Me encanta como queda recogido en la pared, ahorrando espacio al máximo; y es que todos sabemos que eso de economizar los metros nunca está de más. Tiene un diseño redondeado que encajará perfectamente con el mobiliario de tipo infantil.

Una vez abierto, este cambiador tiene todo el confort necesario. Un lugar que, además, permite guardar todo lo necesario para este momento. Y que, además, hará que tu hijo esté la mar de cómodo.

La cama progresiva de Charlie Crane

Por último, y en absoluto menos importante, nos encontramos con la cama progresiva Charlie Carne. Su nombre es MUKA y no puede ser más bonita. Para empezar, una cuna, con ese acabado en madera que nos recuerda a las cunas más clásicas y encantadoras, pero con un toque moderno en su diseño.

Hay que destacar que lo bueno de la cama, además de su diseño, es que tiene hasta cinco posiciones. Con la extensión de 150 cm puede usarse incluso como cama, hasta los 6 o 7 años. Además, cuando ya no la necesites, puedes convertir esta pieza en un cómodo sofá infantil. Todo son ventajas, sin duda.

Más información y cosas bonitas en Charlie Crane.

Compra los productos de Charlie Crane

No se encontraron entradas.