Estábamos deseando recibir la última manualidad infantil que nos han preparado las chicas de Terrón de Azúcar. Aquí la tenéis…

——

¿Una tarde de hijos y sobrinos en casa porque llueve? Pues si tenéis una caja a mano, casi, casi, tenéis solucionado el entretenimiento.

Así estábamos el otro día, con casi todos mis sobrinos pequeños y mi hija Alicia, cuando se me ocurrió coger los depresores de madera para inventarnos unos personajes…y de ahí…llegamos a la idea de hacer un teatro!. Se lo pasaron pipa recortando, pegando, inventando la historia, hasta llegar al momento estelar de la representación.
Hoy os vamos a enseñar como lo hicimos…

Los materiales que vamos a necesitar son: Una caja, si es posible con tapa, papel craft, cartulinas de colores, incluso sirven recortes que os vayan quedando por ahí, porque los trozos que necesitamos son pequeños, algún retal de tela, depresores de madera, ceras de colores, un rotulador, un palo de brocheta, y por supuesto, pegamento y tijeras.

Lo primero que haremos será forrar la caja con el papel craft. Una manera muy sencilla es como os mostramos aquí.

El segundo paso será, después de pensar que decorado queremos, recortar el atrezzo. En nuestro caso elegimos un bosque porque se presta para muchas situaciones diferentes. Así que recortamos césped, hicimos una mariposa y hasta un estanque con rana y nenúfar, nubes y un sol.
Para hacer el árbol, utilizamos el palo de brocheta para que se mantuviese más facilmente rígido y además, poder clavarlo después en la caja.
En cuanto tengamos esto, lo apartamos hasta el momento de utilizarlo.
Tercer paso: Recortar la tapa de la caja como en la foto. Con lo que nos sobra haremos las bambalinas, y pegaremos una a cada lado de la estuctura que hemos hecho, que a su vez también irá pegada a la caja
Cuarto paso: Pegar el atrezzo.

Quinto paso: Pegar el retal de tela para hacer el fondo del escenario.

 

Con los depresores inventaremos los personajes. Los pintaremos y colorearemos con las ceras. También se le pueden pegar cintas, lazos, botones, washi tape…todo lo que se os ocurra y que haga especial a vuestro muñeco.

Si os fijáis, el hueco de la caja queda hacia atrás…y ahí es donde guardaremos a los personajes, como dice mi hija Alicia “a dormir!”.

Como siempre os decimos, lo importante es disfrutar con los niños y dejarlos hacer, quede mejor o peor. Es su manualidad y se sentirán muy orgullosos!