Tarta de Halloween

Hoy os traemos una tarta de esas que son chulas hasta decir basta, ya os habíamos hablado de ella en el post de 7 tartas de Halloween fáciles, pero es tan ideal que hoy os vamos a explicar como se hace. Es una tarta para Halloween, aunque la verdad es que es tan divertida que yo la haría para cualquier ocasión. ¡Mira ese grupo de fantasmitas encima del ganache!  Lo que sí sé es que hacerla es más fácil de lo que parece, así que… ¡sigue con nosotros!

Tarta de fantasmas para Halloween


Tarta de Halloween ganache

Vamos a empezar por la cobertura. En realidad, vamos a preparar un ganache muy rico para distribuirlo en nuestra tarta y que le de este aspecto tenebroso, pero delicioso a la vez. Lo que vamos a necesitar es:

  • Unos 450 gramos del chocolate que más nos gusta
  • Unos 350 gramos de nata para montar

Ya sabes que para preparar el ganache tienes que mezclar estos dos ingredientes en una olla caliente. Luego lo dejas reposar durante un rato, que hay que seguir y toca la parte divertida: ¡los fantasmitas!

 

Tarta de Halloween con fantasmas

Para el frosting vas a necesitar:

  • 2 barras de mantequilla
  • 2 tazas de azúcar glas
  • 1 jarra con nubes
  • 2 cucharadas con extracto de vainilla

Hay que mezclarlo todo en un bol; primero vamos a empezar con la mantequilla y luego con el azúcar glas. Después añadimos las nubes y la vainilla. Esta parte puede llamarte un poco más la atención, pero verás que es bastante fácil de seguir y en poco tiempo tendrás una masa con una consistencia fantasmagórica perfecta para hacer a los espíritus.
Tarta de Halloween terciopelo rojo

Pero vamos con el meollo de la cuestión, ¡la tarta en sí! La verdad es que puedes elegir la que más te guste, la favorita del peque o incluso una ya preparada si no tienes tiempo para hacerlo todo, pero ya que estamos, te hacemos una sugerencia muy terrorífica: ¡tarta de terciopelo rojo! Imagínate, plena noche de Halloween, agarras el cuchillo para cortar, lo clavas en la tarta y al abrirla descubres que tiene el interior rojo… Más perfecta no puede ser. Apunta, que esto es lo que vas a necesitar:

  • 1 taza de grasa alimentaria
  • 2 huevos
  • 1 taza y media de azúcar
  • 2 cucharaditas de cacao en polvo
  • 50 ml de colorante alimenticio rojo
  • 2 tazas y media de harina de repostería
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 taza de mantequilla
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 1 cucharadita de levadura
  • 1 cucharadita de vinagre

Mientras tanto, empezamos precalentando el horno a 180º. Por un lado, vamos a mezclar los huevos, la grasa y el azúcar en un bol. Por otro, el cacao y el colorante. Cuando lo hayamos hecho, ponemos la primera mezcla en la segunda y lo vamos homogeneizando con paciencia. Ahora acoplamos la harina y la sal y seguimos removiendo. También añadimos la mantequilla y desde la página se nos recomienda que lo hagamos en tres veces. Completa la masa con el resto de los ingredientes y distribúyela en dos moldes redondos y al horno. Déjalos que se cocinen durante media hora y luego comprueba, con un palillo, que la masa está hecha. Si no, cambia los moldes de posición y déjalos un rato más.

Esta tarta es para montarse en dos pisos, aunque a simple vista no se vea. La puedes recubrir con el frosting o hacer uno diferente.

Fuente: I Am Baker