Si tienes un iPhone y también tienes hijos, es probable que tarde o temprano los peques terminen jugando a las mil y una aplicaciones que ya están disponibles.  Para que no se arme un buen lío si les cae mejor toma precauciones con alguna carcasa protectora. Aquí tenemos 2 interesantes ejemplos: Arkhippo está disponible en varios colores y según he leido fabricado en un material similar a los zapatos crocs; Por otro lado en Bebes y más encontramos una solución más mullida tipo peluche,  “Woogie”, que contiene una funda plástica transparente dentro de la cual se coloca el iPhone, su forma de flor facilita la manipulación por pequeñas manitos e incluso lleva un altavoz incorporado. ¡Deja de sufrir, y que se diviertan!