Un mural infantil es una otra opción muy personal y exclusiva  para decorar las paredes de la habitación de los niños. Es una obra de arte realizada sobre la pared de la habitación totalmente a su medida, con sus colores preferidos, temas, protagonistas…

Si tienes la suerte de tener cerca a una muralista con el gusto y saber hacer de Rocio Bonilla, puedes convertir la habitación infantil en un auténtico cuento ¿cuales es su historia favorita? ¿con qué personajes les encantaría acostarse y levantarse cada mañana? Antes de ponerse manos a la obra quiere estar completamente segura de que ha captado perfectamente los gustos e ideas de los pequeños habitantes  y entonces, plasmará su mundo en la pared tal y como ellos esperan.

Rocío trabaja en Barcelona y alrededores, donde a través de su empresa “Erase una vez” crea espacios únicos e irrepetibles, llenos de haditas prodigiosas para niñas intrépidas, ratoncitos traviesos y hacendosos, … cuentos grandes y cuentos pequeños, pero siempre con un final feliz.

Más Información: Erase una vez