En cuanto te hablan de París, inmediatamente piensas en un atardecer navegando sobre el río Sena con las vistas de la Torre Eiffel de fondo, disfrutando con una banda sonora tan maravillosa como La vie en rose de Edith Piaf. C’est magnifique! ¡Qué postal tan idílica! Con ese panorama es lógico que la capital francesa sea conocida como la cuna de la alta costura, donde el prêt-à-porter allí es la baguette nuestra de cada día.

¿QUÉ?

Dino e Lucía es una marca francesa que diseña y confecciona prendas espectaculares para las pequeñas princesas más coquetas y presumidas. Esta firma crea piezas bellas, extravagantes y especiales que se caracterizan por tener unos cortes limpios e impecables en tejidos de alta calidad. Alexandra de Plas es la persona que está al frente de Dino e Lucía, mezclando la elegancia clásica con el chic más atemporal, lo que hace que todos sus diseños sean fácilmente reconocibles en un primer golpe de vista. Se trata de una reinterpretación de la moda adulta que es adaptada para vestir a las niñas de 6 a 16 años.

ENCONTRARÁS…

El savoir faire de Dino e Lucía queda patente en todas y cada una de sus prendas, pero sin duda es su Cruise collection la que me ha cautivado por completo. El tweed, el lurex y las lentejuelas se combinan de una manera magistral, lo que da como resultado una ropa de una elegancia excepcional. Es una pequeña colección sofisticada, en la que se observa una versión actual y contemporánea del eterno chic francés que le debe tanto a Coco Chanel, máximo estandarte del estilo y el glamour.

Entre sus más fervientes seguidoras destaca la actual primera dama de los Estados Unidos, Michelle Obama, quien para la primera fotografía oficial de la familia escogió vestidos de esta firma para sus hijas Malia y Sasha.